Fuensanta

Featured Fuensanta Health & Fitness Lifestyle nutrición Sin categoría TRENDING

¡A bajar las fiestas!

Arranca el mes con más remordimientos del año. Los gimnasios rematan sus planes “anuales” con precios absurdos con la seguridad de que en unos meses, la mayor parte de sus inscritos desistirá de su propósito. Las tiendas deportivas inician sus supuestas “liquidaciones” para todos los compradores sensatos que conocen el mercado y saben de la inflación de los precios navideños. Y los productos saludables se comienzan a vender más que otros meses. Pero en realidad,  ¿estamos comprometidos con nuestra salud? ¿O es sólo parte del ciclo anual? La costumbre de bajar esos kilitos porque “en diciembre sí pequé”.

No podemos asegurarte nada. Lo que sí podemos es compartirte un par de consejos para iniciar con la mejor actitud y la determinación de cuidar tu salud, no sólo unos meses, si no todo el año:

Caminar, trotar o correr

En este caso, debes tratar de generar un hábito. Sí, lo has leído cien veces en blogs, revistas de chismes, lo has escuchado hasta en el radio (Chécate, mídete, muévete) y tal vez sea el momento de levantar las antenas y poner atención. Primero, no se trata de cuánto ejercicio hagas, si no de qué tan constante seas.  Las personas con una vida deportiva activa no necesariamente corren 10 kilómetros al día, pero sí comparten un hábito por mantenerse en movimiento. Así es, la palabra clave aquí es MOVIMIENTO.  Puedes comenzar co

n caminar más que de costumbre, “un par de cuadras más” o trotar un kilómetro por día para iniciar. Esto sin dudas, mejorará tu físico y notarás la diferencia en sólo unos días.

Tomar agua, una y otra vez

Es uno de los tips que has leído una y otra vez. Esta vez, te vamos a decir QUÉ AGUA y POR QUÉ.

Tu cuerpo está acostumbrado a consumir agua. En específico: agua de garrafón. Del garrafón que recibimos en casa o que compramos en el súper. Lo que no sabes es que la mayor parte del agua que se comercializa en nuestro país, no es agua natural, es decir, no se extrae directamente de la naturaleza, si no que pasa por un proceso de manipulación humana -que incluso en algunas ocasiones es química-  que elimina impurezas pero también, y de paso, elimina algunas propiedades que el agua contiene en la naturaleza. Tal vez no lo has notado, pero hace algunas décadas, muchas personas dejaban una mancha amarillenta al sudar, y esto se debía a los minerales que se eliminaban. Nuestra recomendación es sencilla: lo que debes tomar es un agua natural que sea equilibrada y que sea extraída directamente de un manantial, sin ningún proceso químico o manipulación humana. Puedes buscar en el supermercado algunas alternativas, pero nosotros te recomendamos agua mineral natural FUENSANTA porque, ehhmmm, es nuestro blog. (emoji guiño).

 

Para más recomendaciones, tips y vida saludable, síguenos  en Facebook e Instagram como Agua Fuensanta México.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *