Fuensanta

Featured Fuensanta gastronomía Slider TRENDING Video

El arma secreta de las bebidas extraordinarias: El Hielo Perfecto

¿Estás listo para llevar tus mejores drinks al siguiente nivel?  Cuando estés tratando de cuidar hasta el más mínimo detalle de un trago, la diferencia se encuentra en los detalles.  Cuando la haces de barman en casa ¿te has dado cuenta de que cuando sirves un trago, aunque seas fiel a los ingredientes, no sabe igual que como lo probaste en el restaurante o bar?  El secreto para llegar a esa perfección se esconde uno de los elementos que más pasan desapercibidos: El hielo.

Si estás tomando un refresco de grosella Light o una cuba en vaso rojo de plástico el hielo que uses no te va a afectar.  Pero ¿qué tal en un momento cuando estás bebiendo algo muy fino?  Ya sea un cocktail de primera, o ese whisky de 18 años que cuidas con recelo ¿porqué arruinar algo tan especial usando un hielo ordinario?  Es un hecho, hay hielos mejores que otros, y el que usas puede perfeccionar o devaluar tu experiencia.

El hielo es para un bartender lo que el fuego es para un chef, y para desmantelar sus misterios hablamos con un experto. “Los bartenders tratan de lograr bebidas que el primer trago y el último tengan el mismo sabor,” nos dice Pablo Iceman, personaje famoso por crear colosales bloques de hielo gourmet y esculturas.  Él conoce íntimamente sus sutilezas, y explica que el agua que se usa (porque el agua si tiene un sabor), la velocidad en que se congeló, y la forma tiene afectan el sabor y gozadera de tu bebida. “Primero, la dilución es el mayor problema.  La rapidez con que un hielo se convierte en agua puede completamente disolver la potencia de tu bebida.”  Un hielo congelado lentamente y por largo tiempo va a enfriar una bebida con mayor intensidad y se va a derretir más lentamente.  La forma del hielo también influye en la rapidez en la que se derrite.

La regla es simple, entre más pequeño es el hielo, más rápido se derrite.  El hielo triturado (conocido como “hielo crush”) y los cubos chicos se derriten pronto. Un cubo grande, y mejor aún una esfera, se derriten con lentitud, por lo que es la forma favorita entre amantes del whisky fino.  La excepción a esta regla, es usar  fragmentos trozados de bloque de hielo grande, ya que estos por congelarse lentamente tienen una estructura de cristales mucho más consolidada.

Los restaurantes y bares se apoyan de empresas profesionales para servir su “hielo gourmet” ya que los congeladores de un refri casero, o incluso máquinas de hielo convencionales, no tienen la capacidad para lograr ese tipo de hielo.  Entonces ¿cómo lograr hielo extraordinario en tu casa? Primero consigue una variedad de moldes, incluyendo cubos grandes y esferas.  Sé paciente y deja que estos hielos grandes tomen su tiempo. Es importante utilizar el agua más pura de origen que puedas.  Por ejemplo, Fuensanta, que es de manantial, tiene un perfil de sabor muy neutral no va a interferir con tu bebida. “También asegúrate de no compartir el congelador con carnes y pescados que pudieran afectar el aroma de tu hielo,” nos recomienda Pablo Iceman.

 

Por @Gastronauta

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *